Fotos de celulitis

La celulitis, también conocida como Síndrome de Piel de Naranja o más científicamente Lipodistrofia ginecoide, es una acumulación de nódulos adiposos o grasa que puede tomar lugar en nuestro cuerpo, principalmente en algunas áreas como los glúteos, el abdomen, los mulsos y las caderas.

Al mismo tiempo, la celulitis también incluye una serie de alteraciones fisiológica y funcionales de los tejidos fibroso, conjuntivo y adiposo, lo que trae como consecuencia una retención de líquidos en nuestro cuerpo y un nivel excesivo de estrógenos, razón por la cual se manifiesta con más frecuencia en personas del sexo femenino (la presenta un 85% de las mujeres que han pasado la pubertad).

Aunque estas alteraciones metabólicas en el organismo no se consideran una enfermedad, sí existen algunos tipos de celulitis que pueden llegar a representar una patología severa para las personas como veremos a continuación.

Tipos de celulitis

Atendiendo a sus características, la celulitis puede clasificarse de manera general en dos tipos: celulitis dura o compacta y celulitis blanda. Además, existe también la celulitis edematosa y la celulitis infecciosa.

Celulitis generalizada: Suele manifestarse en la etapa de la pubertad, y ocurre mayormente en mujeres que padecen de sobrepeso. La mala alimentación y el sedentarismo son las causas que más inciden en esta patología benigna, la cual afecta prácticamente a todo nuestro cuerpo, en especial la nuca, los tobillos, las caderas y los brazos.

Celulitis localizada: Similarmente, la celulitis localizada toma lugar entre los 16 y los 20 años de edad, y puede ser de tipo flácida o dura.

Celulitis blanda: Es habitual su presencia en zonas como el abdomen y los muslos. Como su nombre indica, esta celulitis se muestra de un modo flácido o gelatinoso sobre la piel, y suele ocurrir en mujeres cerca de los cuarenta años de edad o en aquellas personas que hayan experimentado un cambio repentino de peso. La celulitis blanda es el tipo más común de celulitis y su afectación principal es el aspecto antiestético que produce en nuestro cuerpo.

Más información sobre la celulitis blanda.

Celulitis dura: A primera vista, la celulitis dura ofrece un aspecto agrietado y granulado sobre la piel, tomando una dureza característica que puede provocar dolor al pellizcarse. Es muy habitual en deportistas y bailarines, y de manera general, no suele desaparecer. En la gran mayoría de los casos, la celulitis dura aparece en la zona de los glúteos, los muslos y las rodillas.

Más información sobre la celulitis dura.

Celulitis infecciosa

Si el síndrome de piel de naranja toma lugar ante una acumulación de grasa en las células adiposas, la celulitis infecciosa es más peligrosa, puesto que su origen es bacteriológico (Streptococcus y Staphylococcus), y generalmente, es causada por una herida, una picadura de insecto o cualquier otro daño sobre la capa externa de la piel.

La celulitis infecciosa presenta un cuadro clínico característico, destacando la inflamación del tejido afectado, enrojecimiento, prurito, dolor y una acumulación anormal de líquido. Al mismo tiempo, estos síntomas pueden acompañarse de fiebre o taquicardia, por lo que es preciso acudir de inmediato al médico ante cualquier sospecha. Si se trata a tiempo, podemos evitar que las bacterias penetren al torrente sanguíneo y se alojen en los órganos vitales, provocando otras enfermedades mucho más peligrosas.

El tratamiento para la celulitis infecciosa incluye una suplementación de antibióticos y analgésicos, además de apósitos fríos para aliviar el dolor. En cuanto a su prevención, se recomienda optar por una adecuada higiene corporal, mantener la piel hidratada, prevenir la infección de las heridas y mantener una alimentación sana y responsable.

Más información sobre la celulitis infecciosa.

Celulitis edematosa

La celulitis edematosa es el resultado de un funcionamiento anormal del sistema circulatorio y linfático. Al mismo tiempo, el sedentarismo y una alimentación desbalanceada (rica en carbohidratos y sodio), son factores de riesgo que aceleran la aparición de esta patología.

De manera general, si el organismo presenta un sistema circulatorio deficiente, también se verá afectada la evacuación de toxinas, por lo que se produce en el organismo una retención de líquidos y desechos tóxicos que terminarán alojándose en los tejidos. Ante este escenario, es común que nuestras extremidades inferiores (se tornan duras y gruesas) sufran las terribles consecuencias de una celulitis edematosa.

Dentro de los tratamientos que existen, además de la práctica regular de ejercicios físicos y la reducción de sal en las comidas, también puede optarse por una liposucción virtual, cuya función no es otra que la de extraer la grasa acumulada. Al mismo tiempo, podemos optar por otras técnicas como los ultrasonidos, la hidroterapia y la mesoterapia, de las cuales hablaremos más adelante.

Más información sobre la celulitis edematosa.

Celulitis en el embarazo

Celulitis en el embarazo

Durante el embarazo, las mujeres se enfrentan a una serie de cambios hormonales que pueden incidir sobre la aparición de celulitis en la piel. La progesterona, los estrógenos y la gonadotropina coriónica, son las principales hormonas que, aunque favorecen el desarrollo adecuado del feto, también producen resultados desagradables sobre nuestra piel, todo ello sumado a un aumento de peso característico de esta etapa, lo que favorece la retención de líquidos.

Más información sobre la celulitis en el embarazo.

Celulitis en la adolescencia

Contrario a lo que muchas personas creen, la celulitis en la adolescencia no se encuentra asociada al sobrepeso. Los cambios hormonales propios de esta etapa de nuestra vida son los verdaderos causantes de que nuestra piel sufra ese aspecto rugoso y poco estético. Estos desbalances a nivel hormonal interfieren en los procesos metabólicos del organismo, entre ellos la depuración de grasas y líquidos. Ante una cantidad anormal de hormonas como la progesterona y el estrógeno, no tardará en aparecer la formación de grasas y por ende, los molestos “bultitos” de la celulitis.

Más información sobre la celulitis en la adolescencia.

Causas de la celulitis

Además de una alimentación con poco valor nutricional, la celulitis también halla su origen en otros factores como la predisposición genética. Se ha podido determinar que aquellas personas cuyos padres padezcan de obesidad (y por lo tanto, acumulación de grasas y retención de líquidos), tendrán más probabilidades de padecer de celulitis.

Por otra parte, debemos destacar que la celulitis no es una patología asociada meramente al exceso de peso, puesto que existen personas de constitución delgada que también pueden experimentar una acumulación adiposa sobre la piel. En este sentido, uno de los factores de riesgo más determinantes es el sedentarismo y el no practicar ejercicios físicos con regularidad, lo que afecta el metabolismo de las células grasas y la circulación sanguínea.

Del mismo modo, una dieta regular que favorezca el consumo de sal y los alimentos ricos en sodio también servirán como excusa a la celulitis para manifestarse en nuestra piel. Finalmente, el estrés, el tabaquismo, el uso de prendas excesivamente ajustadas, el consumo de alcohol, la menopausia, y el permanecer largos períodos de tiempo sentados o de pie, son causas menores pero decisivas que explican la aparición de la celulitis.

Fases de la celulitis

Desafortunadamente, los síntomas externos de la celulitis se manifiestan en etapas avanzadas de esta patología. La primera fase toma lugar cuando la microcirculación venosa experimenta un descenso en su velocidad, dando lugar a lo que se conoce como vasodilatación (inflamación).

Posteriormente, los vasos sanguíneos y linfáticos sufren una permeabilización que termina expulsando el líquido hacia el espacio intersticial (segunda fase), a lo que sigue una interferencia en el intercambio natural de nutrientes entre los vasos y las células adiposas, provocado por el espesamiento del líquido acumulado (tercera fase).

Finalmente, y al no poder evacuar los desechos, las células grasas experimentan un aumento de tamaño (hipertrofia adiposa), dando lugar a una fibrosis que dificulta aún más el intercambio intercelular (cuarta fase).

El resultado de todo lo anterior, deriva en la formación de nódulos o grupos de células que aparecen sobre la capa externa de la piel, causando además algunos síntomas como calambres, edemas y várices.

Cómo prevenir la celulitis

Cómo prevenir la celulitis

Alimentación adecuada: La alimentación es uno de los aspectos más significativos dentro de la prevención de la celulitis. Es importante evitar el consumo de alimentos procesados, ricos en sodio y en proteínas, así como el café, la sal y productos que contengan azúcares refinados. Por otra parte, es importante apostar por otros alimentos de gran valor nutricional como frutas, semillas de girasol o de lino, romero, col rizada, cebada, raíz de jengibre, y de manera general, alimentos ricos en ácidos grasos polinsaturados Omega 3 como el pescado y alimentos que contengan antioxidantes. Del mismo modo, sustituye la manteca y las grasas saturadas por otros aceites como el de oliva.

Ingesta abundante de líquidos: Muchas veces, nuestra vida tan agitada no nos permite detenernos a beber agua, y solamente lo hacemos cuando sentimos una sed insoportable. No obstante, los especialistas médicos recomiendan consumir un mínimo de dos litros de agua al día, algo que sin duda favorece la eliminación de líquidos y sustancias tóxicas en nuestro organismo. Por otra parte, debemos reemplazar aquellas bebidas ricas en cafeína y azúcares con otras más saludables como el té verde, o una infusión de “cola de caballo”.

En el baño: Como parte de nuestras costumbres diarias, es una buena práctica el realizar baños de contraste cada vez que terminemos de asearnos en la ducha. Para ello, repasa tus piernas con agua fría durante unos minutos y lograrás estimular el flujo linfático del organismo, además de favorecer el retorno venoso. Al concluir el baño, puedes complementar esta actividad con un cepillo de cerdas suaves (o un cepillo anti-celulitis) para exfoliar tu piel y desechar cualquier toxina que se encuentre en las capas de la piel. Repite este procedimiento durante diez minutos cada día, y a las tres semanas tómate un descanso para que la piel puede regenerarse.

Otras recomendaciones: Por supuesto, junto a todo lo anteriormente descrito, es importante que pongas en práctica un plan de ejercicios de manera diaria, con lo cual fortalecerás tus músculos y favorecerás la actividad metabólica de tu cuerpo. Al mismo tiempo, intenta permanecer alejado de las situaciones de estrés, o incluso, dedica unos minutos del día a la relajación. Por otra parte, nada de alcohol ni tabaco, pues estos hábitos atentan contra el funcionamiento adecuado del sistema linfático y circulatorio. Finalmente, apuesta por el uso de ropa holgada y que te resulte cómoda, y no permanezcas de pie por mucho tiempo.

Más información sobre cómo prevenir la celulitis.

Tratamientos para las celulitis

Además de los métodos preventivos explicados anteriormente, en el tratamiento contra la celulitis se incluyen también las siguientes prácticas:

Tratamientos sin cirugía

Cavitación: Este tratamiento se basa en la aplicación de ultrasonidos de baja frecuencia. La formación de microburbujas que toma lugar en la zona afectada, permite presionar las células adiposas que al descomponerse, favorecen la transformación de la grasa hacia un estado líquido capaz de evacuarse con mayor facilidad por medio del sudor y la orina. Las sesiones de cavitación no sobrepasan la media hora y no son dolorosas para el paciente.

Radiofrecuencia: En este caso se utiliza la energía como fuente de calor para estimular la producción de colágeno en la piel, provocando a su vez una mayor firmeza en la misma. Las sesiones pueden tomar entre 40 y 90 minutos, y generalmente, se evidencian los primeros resultados al cabo de cuatro meses.

Más información sobre la radiofrecuencia corporal para eliminar la celulitis.

LGP (endermología): Esta técnica no invasiva se apoya en la práctica de masajes mecanizados mediante la utilización de rodillos especiales que succionan la piel para eliminar los líquidos y las grasas. Gracias a una serie de movimientos repetitivos, estos masajes también consiguen tonificar la piel y exfoliarla. Algunos pacientes experimentan dolor durante las primeras fases del tratamiento, y no se recomienda para personas con flacidez.

Más información sobre la LPG – Endermología para eliminar la celulitis.

Vibroterapia: La vibroterapia puede combinarse con otros tratamientos más agresivos, aunque suele ser una de las técnicas más preferidas por los pacientes, ya que tonifica la piel y brinda una sensación general de bienestar muy grata. Básicamente, el paciente se coloca sobre una plataforma giratoria para recibir vibraciones en diferentes potencias, lo que evidentemente, también estimula el riego sanguíneo.

Cremas anticelulíticas: El uso de esta técnica se encuentra a debate por su eficacia, aunque las personas han encontrado que puede incidir positivamente en el riego sanguíneo del organismo y sobre todo, resulta excelente para eliminar las grasas y líquidos de nuestra piel. Las cremas anticelulíticas se componen de cafeína, vitaminas y extracto de algas, por lo que se trata de un remedio natural efectivo que puede complementarse con otros tratamientos.

Más información sobre cremas caseras para la celulitis.

Tratamientos para la celulitis con cirugía

Tratamientos con cirugía

Liposucción: Es una de las técnicas más populares dentro de los tratamientos con cirugía para combatir la celulitis. La liposucción comienza cuando se introduce una aguja succionadora (cánula) que permite absorber la grasa acumulada del cuerpo. En la mayoría de los casos puede recurrirse al uso de anestesia local, aunque en los últimos tiempos han aparecido otras técnicas como la celuloliposis (basada en el uso de energía eléctrica para diluir la grasa) o la Lipo Jet (una cánula curva con mayor nivel de precisión).

Liposucción ultrasónica: Se considera una técnica sumamente novedosa, ya que duplica los resultados de la liposucción convencional y no interfiere o daña el resto de los órganos adyacentes a la piel. La liposucción ultrasónica fue creada en el año 1982 e involucra el uso de cánulas vibratorias que utilizan el efecto de calentamiento de las ondas ultrasónicas para destruir selectivamente algunas células y promover la extracción de grasas y desechos tóxicos.

Electroestimulación: Resulta la técnica por defecto para tratar la celulitis flácida. A través de pequeñas descargas eléctricas, los tejidos celulares alcanzan una permeabilidad suficiente para evacuar las grasas y favorecer la circulación sanguínea. Existen además otras variantes dentro de esta técnica como la electroporación (mayor penetración en el tejido) y la electrolipólisis (emplea agujas de mayor tamaño para atravesar la epidermis y combatir los nódulos adiposos).

Más información sobre la electroestimulación contra la celulitis.

Mesoterapia: Es muy popular ya que puede emplearse para tratar diversos tipos de celulitis. Básicamente se emplea una inyección con pistola electrónica para ingresar líquido homeopático en las capas de la piel, lo cual permite tonificar nuestra dermis y favorecer las reacciones metabólicas del organismo. La mesoterapia no es dolorosa, y las sesiones no sobrepasan los quince minutos de duración.

Más información sobre la mesoterapia para celulitis.

Remedios naturales para la celulitis

Crema de café casera: Un cuarto de taza de café molido, tres cucharadas de aceite de coco y tres de azúcar son suficientes para obtener un remedio casero efectivo contra la celulitis. Aplica la crema sobre la zona afectada y verás los resultados en poco tiempo.

Corteza de limón: Hierve la corteza de limón en agua y bebe esta infusión cada mañana. El limón es un desintoxicante magnífico y un aliado excelente para combatir la celulitis.

Vinagre de manzana: Muy popular para remediar varias enfermedades, el vinagre de manzana también puede ayudarnos a depurar toxinas y eliminar el exceso de líquidos. Vierte tres cucharadas en medio vaso de agua y tómalo diariamente.

Almendra y hiedras: En un mortero extrae el zumo de las hiedras y colócalo aparte con aceite de almendras y un poco de fucus. Deja reposar durante seis semanas y úsalo para eliminar la celulitis.

Perejil: Conocido por sus efectos desintoxicantes, el perejil puede ser consumido en forma de jugo (preferiblemente en las mañanas) para depurar el organismo de una manera excelente.

Castaña de Indias: Los frutos de esta planta pueden ser cocinados en agua para lograr una pasta fluida que podremos emplear sobre la piel masajeando en círculos.

Aceite de oliva: Vierte medio litro de aceite de oliva en un recipiente y agrégale un poco de salvia, eucalipto y zumo de limón. Almacena la mezcla durante una semana y utilízala luego como crema para efectuar masajes.

Piña: Las frutas son excelentes para remediar la celulitis, especialmente la piña, que al contener bromelina, un proteolítico digestivo, constituye un poderoso desintoxicante de nuestro organismo. Se recomienda consumirla en las mañanas y en las noches.

Zumo de limón y cebolla: Corta una cebolla en rodajas y colócalas sobre la piel durante media hora. Posteriormente, enjuaga la zona con agua bien fría y repásala nuevamente con zumo de limón.

Baño de hierbas: Corta una cebolla grande en rodajas y prepara un baño con hierbas de grama, celidonia y erica. Mézclalo todo en dos litros de agua, luego fíltralo, y cuando este frío empléalo cada vez que te bañes.

Más información sobre 20 remedios naturales para la celulitis.

También te puede interesar

Ejemplo de tratamientos contra la celulitis Tratamientos contra la celulitis - La celulitis sobrecoge a muchísimas personas hoy en día, lo mismo mujeres que hombres. Aunque no es una patología que dañe directamente la salud, incidiendo en la esperanza de vida, sí tiene incidencias psicológicas en las personas que la poseen porque conocen el impacto estético de los bultitos, hoyitos o piel de naranja, lo mismo a sus ojos, que a los de sus semejantes. Por esto resulta importante conocer cómo enfrentar la celulitis o deshacerse de ella. Para ello hoy existen varios tratamientos, algunos de mayor eficacia que otros. En este artículo te proponemos los más conocidos y practicado a […]
Foto de parches anticelulíticos Parches anticelulíticos - Uno de los tratamientos más sencillos para eliminar  la celulitis se basa en la utilización de parches anticelulíticos o reductores de celulitis. Bajo el lema “Pegar y olvidar”, este mecanismo ofrece resultados rápidos y con un efecto prolongado. Los parches anticelulíticos son buenos amigos de una mujer, no solo porque le ayudan a combatir la celulitis, una de las grandes preocupaciones estéticas de la mujer, sino porque es válido como reductor de arrugas, manchas y flacidez pues logra penetrar totalmente en la piel de la persona. Seguro y barato es este tratamiento que consiste en pegar el parche sobre la […]
Foto del LPG - Endermología para eliminar la celulitis LPG – Endermología para eliminar la celulitis - Considerado un procedimiento seguro, no quirúrgico, el cual mejora el tono de la piel, promueve el drenaje linfático, la circulación y reduce la apariencia de los bultos y hoyuelos provocados por la celulitis, la endermología o LPG representa  uno de los tratamientos  más populares de la actualidad. ¿Qué es el tratamiento LPG? Fue en Francia donde surgió esta técnica, que ya ha sido patentada en el orbe, consistente en un equipo que dispone de un cabezal compuesto por dos rodillos motorizados que el terapeuta desplaza por el cuerpo del paciente. Entre sus ventajas destaca que aunque lo más común es que […]
Foto de grados de celulitis y sus tratamientos Grados de celulitis y sus tratamientos - Resulta conveniente  identificar los tipos de celulitis, ya que así podrá conocerse mejor este problema que afecta a un gran porcentaje de individuos, sobre todo mujeres. Además de las implicaciones estéticas, de la afectación de la autoestima, igualmente hay otras de salud, pues el desencadenamiento de la celulitis se atribuye a una alteración microcirculatoria a nivel del tejido adiposo, donde al producirse un drenaje insuficiente, las células grasas contenidas dentro de las  celdas adiposas aumentan de tamaño y tiran de las paredes fibrosas laterales,  lo cual da lugar a la aparición de los hoyuelos. El Síndrome de la piel de […]
15 ejercicios para eliminar la celulitis 15 ejercicios para eliminar la celulitis - Una batalla encarnizada contra la celulitis requiere necesariamente de un entrenamiento físico intensivo, de manera que se estimule el drenaje linfático del organismo y se reduzca la producción excesiva de estrógenos. Aunque el ejercicio por sí solo no puede asegurar una remisión total de la celulitis, si constituye una de las claves para su mejora en un tratamiento integral que además debe incluir una buena alimentación, hidratación, masajes y cremas reafirmantes. En este artículo te proponemos una rutina de ejercicios anticelulitis, que combina movimientos de fuerza con aeróbicos de larga duración. Con ella obtendrás numerosos beneficios para el cuerpo, dentro […]
Foto de como eliminar la celulitis de las piernas Cómo eliminar la celulitis de las piernas y muslos - Las mujeres, sin distinción de raza, edad o condiciones físicas, pueden padecer en algún momento de su vida la alteración de la circulación de la hipodermis debido a un cúmulo anormal del tejido graso. El resultado de este cuadro es conocido con el nombre común de celulitis y es una batalla inevitable incluso para las mujeres que cuidan su figura. Existen muchas alternativas para lidiar con las consecuencias estéticas de este problema universal, pero las técnicas más eficaces son aquellas que incluyen un cambio en el estilo de vida de los pacientes, y requieren por tanto un alto grado de […]
Ejemplo de como eliminar la celulitis de los glúteos Cómo eliminar la celulitis de los glúteos - Como es bien conocido la celulitis es provocada por una acumulación de tejido adiposo en el cuerpo, fundamentalmente en las zonas de los glúteos, las piernas y el abdomen. Esta condición que afecta mayormente a las mujeres, parece estar influenciada por un componente hormonal que explica una muy baja tasa de aparición en hombres. Aunque la celulitis no es considerada propiamente una enfermedad, sus repercusiones estéticas la convierten en una preocupación para muchas mujeres pasada la etapa de la pubertad. A pesar de que la industria cosmética ofrece un sinnúmero de cremas y suplementos para acabar con la celulitis, lo […]
Ejemplo de celulitis en el embarazo Celulitis en el embarazo - La aparición de celulitis durante la gestación está asociada, según es una opinión extendida entre los especialistas, a los complejos cambios hormonales que experimenta el cuerpo de la mujer en esta etapa. Estas transformaciones serían, también, las responsables de los cambios en la piel, como son la aparición de estrías y la retención de líquidos. ¿Qué causa la celulitis durante el embarazo? Los estrógenos, la progesterona y otra hormona que se genera con frecuencia en el cuerpo de la embarazada, denominada gonadotropina coriónica, son sustancias que acompañan el proceso y ayudan a la evolución del feto. Sin embargo, también podrían […]
Ejemplo de cómo combatir la celulitis Cómo combatir la celulitis - La celulitis es una acumulación de tejido adiposo en la piel, producto de una circulación sanguínea deficiente que dilata las venas e impide la correcta eliminación de los residuos tóxicos. Este escenario se manifiesta en nuestro cuerpo con el aspecto característico de una piel de naranja. Las causas de esta patología tan antiestética pueden ser diversas, pero se identifican algunas importantes como la edad (a partir de la adolescencia), la genética y el género (las mujeres son más propensas por sus sistema hormonal). Si eres de las personas que sufren los embates de la celulitis, prepárate a decirle adiós con […]
Foto de cómo eliminar la celulitis en brazos Cómo eliminar la celulitis en brazos - La celulitis en los brazos, sobre todo en personas del sexo femenino, se presenta generalmente a través de la flacidez que aparece en su parte interna, lo cual está dado entre otras causas porque se ha perdido la tonificación de los músculos ubicados en la referida región de las extremidades superiores y por la acumulación de tejido adiposo. En algunas mujeres aparecen esos bultos y hoyuelos en casi toda la porción de los brazos, mayoritariamente en aquellas con sobrepeso y rayando la adultez mayor, pues se han debilitado el colágeno y elastina como fibras de sostén-que afean y resultan estéticamente inaceptables […]
Foto de cómo eliminar la celulitis del abdomen Cómo eliminar la celulitis del abdomen - El abdomen es una zona propensa a la acumulación de grasa, que por regla general termina traduciéndose en la tan temida celulitis. Escapar de ella no resulta fácil ya que requiere esfuerzo y sobre todo voluntad, pero siempre es posible eliminar su incidencia sin necesidad de recurrir a una opción quirúrgica. ¿Qué sirve para la celulitis en el abdomen? El mejor tratamiento anticelulítico es aquel en el que se combina la buena alimentación, la ingesta de abundante agua y el ejercicio físico intenso. En este artículo encontrarás algunos tips para erradicar la celulitis en esta zona de alto riesgo. Frutas para […]
Foto de alimentos contra la celulitis Alimentos contra la celulitis - Para combatir la Celulitis o Síndrome de la Piel de Naranja resulta de suma importancia mantener una dieta saludable, compuesta por frutas y verduras frescas, alimentos ricos en Omega-3 ofrecen un escudo entre las toxinas y la capa de células de grasa- como el pescado, evitar el exceso de grasas, especialmente las saturadas que se encuentran en los productos procesados, así como las comidas con altos niveles de toxinas, sustancias químicas y radicales libres. Se impone además, mantener bien hidratado el cuerpo y abandonar adicciones como el alcohol y el tabaco, elementos que igual tienen una incidencia en este fenómeno, […]