Beneficios de los ejercicios acuáticos contra la celulitis

La celulitis es uno de los problemas de salud más habituales en hombres y mujeres, aunque suele ser más apreciable en ellas. La famosa piel de naranja suele ocurrir cuando la persona tiene sobrepeso o incluso no se ejercita diariamente, por lo que comienza a retener líquidos en zonas como los glúteos o las piernas. Para poder disfrutar de una piel tersa y con un aspecto más saludable, te vamos a contar cuáles son los beneficios de los ejercicios acuáticos contra la celulitis para que puedas ponerlos en práctica en cualquier momento, bien sea en la piscina o en la playa.

Razones por las que el ejercicio acuático es bueno para combatir la celulitis

Antes de hablarte de todos los beneficios, queremos que comprendas las razones por las que deberías de realizar este tipo de actividades al menos dos o tres veces por semana, ya que conseguirás el cuerpo deseado en menos tiempo y con un impacto más leve sobre tus articulaciones. Es importante que sepas que el caminar y el hacer ejercicios que supongan mucho esfuerzo pueden hacer que las personas que tienen más peso y que, por lo tanto, tienen más probabilidad de tener celulitis se cansen o incluso tengan una lesión que les imposibilite seguir realizando esta actividad.

Reduce el impacto sobre las articulaciones

Como hemos comentado anteriormente, si quieres que la celulitis se vaya de tu cuerpo para siempre, lo ideal es que puedas practicar ejercicios en el agua, ya que estos movimientos podrán ser realizados por cualquier persona, tanto entrenada como no entrenada, al no haber un impacto sobre las rodillas ni sobre las articulaciones, que suelen ser las que más sufren de estas afecciones. Tan solo tienes que agarrarte del borde de una piscina, como podemos leer en el artículo publicado en PiscinasAthena sobre beneficios de las actividades físicas en el agua, dejando que tu cuerpo flote y mover las piernas hacia arriba y debajo sin forzar demasiado, primero lento para luego ir intensificando esta acción.

Potencia los músculos de las piernas

Una muy buena manera de conseguir que los músculos de las piernas ganen en resistencia y en fuerza es por medio de la natación, una actividad que todo el mundo puede realizar y que puede ayudar a que el cuerpo se encuentre en plena forma, ayudando a todo tipo de personas a sentirse mucho mejor y sobre todo, a reducir las celulitis. Cuando practicamos la natación de manera recreativa, es decir, con tranquilidad, sin exigirnos demasiado, conseguiremos que los músculos vayan tonificándose, endureciéndose y esto hará que la grasa localizada en los muslos y en los glúteos vayan desapareciendo, algo que mejorará el aspecto de nuestras piernas, ya que también activará el sistema linfático como veremos a continuación.

Mejora el sistema linfático

Los ejercicios acuáticos van a ayudar a que el sistema linfático de nuestro cuerpo se active y la circulación haga que puedas eliminar todo el líquido retenido en esta parte del cuerpo, aunque también ayudará a que sientas que tu organismo está más sano, más en forma y con menos toxinas en su interior. Cuando nos movemos, estamos activando el metabolismo y también la circulación, la cual hará que nuestras piernas tengan un mejor aspecto, logrando por otro lado que la linfa circule con mayor facilidad por nuestro cuerpo, expulsando aquello que no necesita y pudiendo ver por lo tanto los resultados en menos de un mes.

El agua masajea tu piel

Otro de los beneficios contra la celulitis de las actividades acuáticas es que conseguirás recibir un agradable masaje sobre tu piel, haciendo de esta manera que las toxinas vayan moviéndose y por lo tanto, terminen siendo transportadas por el sistema linfático hacia el exterior. Esta práctica conseguirá relajarte y darte una sensación de mucha paz, además de que sentirás que el cuerpo va ganando en salud. Cuando realices un par de sesiones comenzarás a notar que tus piernas se cansan menos y te sientes con más energía por las mañanas.

¿Qué ejercicios acuáticos contra la celulitis son más recomendables?

Muchas personas piensan que a la hora de realizar una actividad física en el agua, se requiere de una preparación o que esta sea lo más intensa posible, sin embargo, esto no es así, pudiendo realizarse de muchas maneras diferentes.

Una de las más habituales es la natación con aletas, ya que la acción que realizan las aletas ayuda a que cueste algo más dar la patada en el agua, creando más resistencia, lo que conseguirá que el cuerpo tenga que esforzarse y logrando que la musculatura de las piernas se potencie más para eliminar más cantidad de grasa.

Si eres más de actividades acuáticas grupales, siempre tienes la posibilidad de apuntarte a una clase de aquagym o aquazumba, se podría decir que son como clases de aerobic pero que sin embargo se realizarán dentro del agua en una piscina en la que puedas tocar fondo. Es una práctica que además de ser muy divertida, trabajará tu cuerpo con la ayuda del cardio y también tonificará tus piernas.

0/5 (0 votos)
Comparte en tus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

error: Content is protected !!