Celulitis blanda

Celulitis blanda

Este tipo de dolencia es concretamente un tipo de acumulación de grasa o de tejido adiposo que puede darse en diversas zonas del cuerpo, que a su vez suelen variar entre hombres y mujeres. Suele ser muy molesta y antiestética y afectar a la autoestima de las personas. Casi todas las mujeres padecerán celulitis mientras en el caso de los hombres suele ser una dolencia mucho más extraña.

Tipos de celulitis

Existen varios tipos de clasificaciones para la celulitis, en primer lugar, atendiendo a donde se encuentre se puede diferenciar entre celulitis generalizada, que afectará a todo el cuerpo por igual y sobre todo se da en mujeres obesas, o a celulitis localizada en diferentes zonas, que suele ser la que afecta a casi todo tipo de mujer.

Asimismo, según donde el tipo de características que presente la celulitis, se diferenciará entre celulitis dura, que sobre todo se da en deportistas, la edematosa que provoca hinchazón y se puede tratar rápidamente o la más común: la celulitis blanda o adiposa.

La celulitis blanda

Este tipo de celulitis puede darse sobre todo entre mujeres de entre treinta y cuarenta años que lleven un estilo de vida muy sedentario, que no realicen ejercicio físico y que ganan o pierden peso de forma brusca. Los síntomas, además de la celulitis, pueden ser la formación de varices, la fatiga o el insomnio.

La retención de líquidos que puede llegar a provocar esta dolencia dependerá en gran medida del estilo de vida que se adopte, y es por ello que resulta vital el adquirir unos hábitos saludables si se quiere conseguir acabar con la celulitis o reducir su aparición.

Algunos consejos para luchar contra la celulitis

Si quieres evitar la aparición de esta molesta piel de naranja deberías seguir algunos sencillos consejos que te presentamos a continuación:

1. En primer lugar, utiliza diferentes productos con los que consigas drenar y eliminar toxinas, para que no se acumulen en tu organismo. Estos productos naturales serán muy buenos para tu salud. Hablamos por ejemplo del té verde o la cola de caballo en infusiones o de la piña, los espárragos, las alcachofas, los puerros y el apio en las ensaladas, que te ayudarán gracias a sus especiales propiedades diuréticas.

2. En segundo, no olvides beber entre uno y dos litros de agua cada día para que las toxinas se sigan eliminando de forma correcta y no se retengan líquidos en tu cuerpo.

3. Utiliza cremas hidratantes y también cremas anticelúliticas con efecto drenante para acabar con la pesadez y la hinchazón.

4. Camina siempre que puedas y realiza media hora de ejercicio físico o deporte diario como mínimo (si es algo más, mejor).

5. Termina tus duchas enjuagando tu cuerpo con agua fría para conseguir una mejor circulación o sumerge tus piernas en agua fría de vez en cuando.

6. Si trabajas o tienes una vida excesivamente sedentaria intenta caminar tanto como te sea posible, para que la circulación fluya y tampoco se formen varices.

7. Además, siempre puedes recurrir a algunas técnicas interesantes como los masajes drenantes, la presoterapia o la crioescultura, que te ayudarán a mejorar la firmeza y a sentirte mejor. Las primeras consiguen abrir los poros y hacer que se rompan los cúmulos de grasa mientras con la crioescultura es el frío el que elimina la celulitis blanda y elimina la piel de naranja reduciendo centímetros puesto que moviliza las grasas al regular la circulación venosa.

5/5 (5 votos)
Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+