Celulitis en la adolescencia

Foto de celulitis en la adolescencia

La celulitis es el enemigo público número uno de no pocas adolecentes. Existe la creencia equivocada de que solo sufren celulitis aquellas con unos kilos de más. Sin embargo, esto se aleja de la realidad. De hecho, aunque no es muy común, existen casos de celulitis en jóvenes de inmejorable forma física.

Lo cierto es que la celulitis no está relacionada con el exceso de grasa en el cuerpo. La celulitis es un síntoma de la mala irrigación en el sistema linfático, lo cual provoca que las células adiposas, o sea, aquellas que almacenan grasas, se aglomeren formando vesículas. Esto, además, torna la zona de la piel de un color algo anaranjado.

Las hormonas y la celulitis

Las hormonas son especialmente responsables de la formación de celulitis, dada que regulan mecanismos metabólicos, como lo es el encargado de procesar las grasas y la retención de líquidos. Esto influye sensiblemente en el sistema linfático, que no es otra cosa que una red de finísimos canales que se extienden por todo el cuerpo. Estos regulan los niveles de fluidos corporales en todo el organismo.

Cuando existe una cantidad inadecuada de hormonas estrógeno y progesterona, aumenta la formación de grasas, estas a su vez dificultan la circulación sanguínea provocando los conocidos bultitos de la celulitis.

Estrógenos y progesterona

Se sabe que existe predisposición genética para la aparición de la celulitis. Miembros de una misma familia, generalmente las féminas, suelen presentar este tipo de afección. Sin embargo, la celulitis es algo que se puede combatir de forma muy efectiva. La mejor forma de hacerlo es con una dieta bien balanceada, rica en fibra vegetal, vitaminas, proteínas y grasas no saturadas. Fundamental es también el ejercicio continuo, cero sedentarismos, correr, caminar, nadar, aeróbicos, bicicletas, y todo lo que ponga el corazón a correr.  El ejercicio físico activa la circulación de la sangre haciendo que aquellas aglomeraciones de células adiposas se desintegren poco a poco. Sin embargo, esto no se logra en un día, por eso hay que ser constantes.

Claro que en casos extremos también podemos recurrir a tratamientos médicos estéticos. Actualmente existen soluciones no invasivas y sin efectos colaterales. Algunas son: la electroporación dérmica, el drenaje linfático, el radiofrecuencia Accent y el Bodyter.

Ejemplo de celulitis en adolecentes

Electroporación dérmica

La electroporación dérmica se basa en la aplicación de pulsos electromagnéticos concentrados en áreas específicas. Con ellos toma de uno a dos meses en eliminar la celulitis. Esta técnica no invasiva también ayuda a reestablecer los tejidos.

Drenaje linfático

El drenaje linfático no es otra cosa que estimular mecánicamente (masajes localizados) al sistema linfático para hacer circular la linfa (esta es el líquido portador en el sistema linfático, así como la sangre en el circulatorio). Aunque estos dos sistemas están estrechamente integrados, son sistemas distintos. A grandes rasgos, puede decirse que el sistema linfático es la última milla del sistema circulatorio. Este lleva los nutrientes y el oxígeno a los más recónditos parajes del cuerpo.

Los masajes incrementan la circulación de la sangre de esta manera, se eliminan toxinas y disminuyen los bultitos grasos. Los masajes ayudan a que se reactive la circulación llevándose las toxinas, el líquido y la grasa que forman los “bultitos” clásicos de la celulitis.

Bodyter y radiofrecuencia Accent

El Bodyter y la radiofrecuencia Accent son dos formas de lograr lo mismo, aplicar calor bajo la dermis. Con aparatos especialmente diseñados se generan niveles no peligrosos de calor bajo la piel. Esto hace que aumente la actividad circulatoria y linfática y, por la misma razón que se explicó anteriormente se reducen los niveles de toxinas y grasas.

La celulitis comienza a desarrollarse entre los dieciocho y veinte años. Es posible detectarla aun cuando no se ve a simple vista. Para ello, presiona entre tus dedos la piel interior de tus muslos si aparecen undulaciones los más probable es que estés empezando a desarrollar la celulitis. Amén de que las técnicas médicas para eliminarla sean efectivas y no presente peligro para la salud, no hay nada mejor que lo natural. Así que lo mejor es que en cuanto te sientas incomoda por estas primigenias señales de celulitis, comiences a cambiar tu modo de vida. Como ya recomendamos, ejercicios y dieta sana es todo lo que necesitas.

5/5 (4 votos)
Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *