Celulitis en la barriga

Celulitis en la barriga

La celulitis puede definirse como un exceso de tejido adiposo que se acumula en diferentes partes del cuerpo, siendo sobre todo común su aparición en zonas de los muslos, de las caderas, del estómago o barriga y de las nalgas. Con este tipo de dolencia se forman unas especie de nódulos donde las grasas provocan que la piel superficial sea totalmente irregular y cuente con bultos y es por esto que esta enfermedad también se llama piel de naranja.

Aunque no se considera una enfermedad grave si es un gran problema estético para muchas personas. En cuanto a la celulitis de la barriga ésta se encuentra dentro de la celulitis localizada, que es la que aparece en algunas partes del cuerpo humano y que, en mujeres es más frecuente en zonas como muslos, nalgas o abdomen mientras que en los hombres sí que suele darse en las partes altas del cuerpo y en la barriga. Además, sobre todo se trata de celulitis blanda, que forma mucha más piel de naranja y se ve mucho más, pues es muy flácida. Suele darse en personas gordas u obesas que hacen poco ejercicio y es bastante más difícil de eliminar que la celulitis dura o la edematosa, que suele darse en las piernas y suele ser mucho menos frecuente.

Causas

En cuanto a las causas que provocan que aparezca este tipo de dolencia, el ser mujer es un factor que hace que se tengan mucha más posibilidades, así como los factores hereditarios y raciales también juegan un papel importante. Las hormonas, el sedentarismo y la falta de actividad física, así como una mala alimentación o el estrés, también pueden desencadenar que aparezca celulitis en la tripa.

¿Cómo prevenirla?

Si se quiere prevenir la aparición de celulitis en la tripa, sería muy interesante el practicar actividad física de forma diaria, al menos media hora, el adquirir unos hábitos saludables de alimentación y disminuir o eliminar el alcohol de la dieta, manteniendo siempre el peso corporal dentro de unos límites saludables. No fumar, consumir menos café, dejar de utilizar prendas ajustadas y beber al menos dos litros de agua al día.

Tratamientos

Y si ya se padece celulitis, existen varios tratamientos para aprender a tratarla. En primer lugar se debería de acudir a un especialista, que determinará el mejor tratamiento para cada persona y tipo de celulitis. Entre ellos, destacan las dietas, el ejercicio o actividad física diaria, los suplementos alimenticios o de dieta y la aplicación de productos anti-celulíticos, sobre todo en cremas y geles. Asimismo, existen también otro tipo de técnicas que se pueden utilizar en casos más graves para conseguir acabar con la celulitis. De entre ellas, destacan la liposucción, que es una operación quirúrgica al uso en la que se elimina toda la grasa que ha sido acumulada absorbiéndose mediante una especie de cánulas o de jeringuillas desde las que una máquina irá aspirando todo el tejido adiposo sobrante. También se utiliza mucho la lipoescultura, que también se basa en la absorción de grasa pero en este caso se hace mediante una varilla hueca de tamaño muy reducido que se conecta a una especie de jeringuilla diferente o una máquina de vacío. Otros tratamientos interesantes que pueden tenerse en cuenta son la terapia con láser, el drenaje linfático, la electrolipolisis, la ozonoterapia o la mesoterapia.

5/5 (3 votos)
Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+