Celulitis en las rodillas

Celulitis en las rodillas

La celulitis, aunque no es una enfermedad grave, si es una molestia antiestética para un gran número de personas, sobre todo para las mujeres, ya que suele darse en casi todas (el 99% padecen algún tipo de celulitis), mientras que apenas aparece en los hombres. Incluso aunque no se tenga problemas de sobrepeso, la celulitis localizada puede atacar a todo tipo de mujeres. Se trata de una acumulación de grasa bajo la piel que hace presión y provoca bultos o piel de naranja.

Podemos encontrar celulitis en cualquier zona del cuerpo humano y sin duda las rodillas no son una excepción y la celulitis en esta zona afecta a muchas más personas de las que en un principio podría parecer. Aunque puede darse en cualquier tipo de persona, sobre todo sucede en aquellas que tienen mucha grasa alrededor de sus rodillas.

Se trata de un tipo de dolencia bastante molesta para todas aquellas personas a las que les gusta ponerse vestidos, faldas o pantalones cortos y es por ello que, puede ser una buena opción tratarlas o tomar algunas medidas para disimularlas o reducirlas y poder volver a mostrar las piernas sin sentir ningún tipo de complejo porque la temida piel de naranja ha aparecido en estas zonas.

¿Cómo prevenirla o tratarla?

Aunque la celulitis en las rodillas nunca se conseguirá eliminar del todo, si que existen algunos tratamientos o hábitos que puedes realizar o adquirir para mejorar tu situación. En primer lugar, se debe pasar a cuidar la alimentación de forma adecuada, rica en vegetales y carnes y pescados saludables que proporcionen al cuerpo todos los nutrientes que éste necesita. Eliminar por tanto de la dieta alimentos con grasa animal, dulces, carbohidratos o frituras, o al menos reducirlos al máximo será vital para conseguir nuestro objetivo.

Además, para eliminar la celulitis de la zona de las rodillas se debe empezar a practicar ejercicio físico de forma efectiva y continuada, al menos durante cuarenta minutos cada día, combinándose ejercicios aeróbicos y anaeróbicos para conseguir tonificar las piernas de forma totalmente eficaz. Debes también de utilizar productos anti-celulíticos e hidratantes adaptados a tus necesidades específicas y a las de tu piel y podrías darte masajes reductores o drenantes de vez en cuando.

Además, resulta también vital, además de mantener una dieta adecuada, el consumir agua para que puedas mantenerte hidratada de forma constante y así no tiendas a retener líquidos ni acumular toxinas en ninguna zona de tu organismo. Además, puedes también realizar algunos ejercicios físicos especialmente pensados para trabajar las zonas afectadas con celulitis. Se trata de las sentadillas, que sirven para quemar toda la grasa localizada que tengas, y te ayudarán a fortalecer el músculo, mejorando por tanto el tono de tu piel y el aspecto de la piel de naranja.

5/5 (1 votos)
Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+