Cómo prevenir la celulitis

Foto de como prevenir la celulitis

Nueve de cada diez mujeres padecen de celulitis. La predisposición genética, el desequilibrio hormonal y una mala alimentación, figuran como algunas de las causas que condicionan la aparición de la piel de naranja en nuestras piernas y glúteos. Para muchas personas, esta enfermedad suele volverse una larga pesadilla, otras recién ahora comienzan a afrontar sus embates. Cualquiera sea el caso, siempre conviene conocer cómo podemos evitarla o controlarla y asegurarnos de que nunca nos afecte. A continuación te damos las claves para ello.

Lo que debes evitar comer

Este es uno de los pilares más importantes que no debes descuidar. La idea central en este aspecto, es evitar aquellos alimentos que favorezcan la retención de líquidos en nuestro organismo, así como la acumulación de grasas. Por ejemplo, el café, los alimentos procesados o ricos en proteínas, los azúcares artificiales y la sal son aliados incondicionales de la celulitis, modera su consumo y elige en su lugar una dieta equilibrada.

Ejemplo de comida para prevenir la celulitis

Lo que debes procurar comer

Básicamente, cualquier alimento natural que posea propiedades laxativas, antioxidantes y depurativas serán más que bienvenidos. En este rango puedes comenzar a engrosar tu menú con acelgas, ajo, cebollas, espinacas, kiwi y espárragos, entre otros. Del mismo modo, las frutas ricas en vitamina C como las fresas, la piña, el limón y la manzana, son ideales para reforzar nuestro sistema circulatorio.

Durante el baño

Esto es algo que puedes llevar a cabo diariamente cada vez que decidas tomar una ducha. Cuando finalices tu baño, intenta permanecer bajo el agua fría por unos segundos, preferiblemente varios minutos. De esta manera, no solo removerás las células muertas de la piel, sino que podrás estimular el flujo linfático de tus piernas y aliviar el sistema venoso del cuerpo.

Foto de baños para prevenir la celulitis

Después del baño

Una vez terminada la ducha fría, puedes hacer uso de un cepillo anti-celulitis (aunque bastará un cepillo de cerdas suaves o loofah natural) para repasar tu cuerpo suavemente. Con ello, lograrás exfoliar tu piel y eliminar las toxinas presentes en la epidermis. Habitualmente, este procedimiento no suele tomar más de diez minutos, y deberás realizarlo durante tres semanas seguidas, luego suspenderlo una cuarta para permitir la regeneración de las células. En poco tiempo, podrás contar con una piel reluciente y tonificada.

La importancia de una buena hidratación

Nuestro cuerpo se encuentra compuesto por un 60% de agua y no por algo le denominan el “líquido vital”. Mantenernos hidratados, pondrá a raya el nivel de toxinas en nuestro cuerpo, además, si bebes abundante agua podrás notarlo rápidamente en tu piel, pues adquirirá una tonalidad distinta y mucho más esbelta. Con dos litros de agua que bebas a diario, será más que suficiente.

Ejemplo de ejercicios físicos para prevenir la celulitis

Ejercicios físicos

Realizar ejercicios es un bien universal, pero en el caso de la celulitis se volverá primordial para evitar la acumulación de grasas, sobre todo si ejercitas el área de las piernas, los glúteos y el abdomen. Estas zonas son las más susceptibles de nuestro cuerpo a sufrir los embates de la celulitis, aunque también puedes optar por caminar o practicar aerobios para acelerar la actividad metabólica y descongestionar las venas.

Nada de estrés

Pues sí, aunque parezca algo inconexo, cualquier síntoma de estrés o ansiedad terminará afectando nuestro sistema nervioso. Dedica quince minutos al día, preferiblemente concluida la jornada laboral, para despejar tu mente y evitar llenarla de pensamientos. Busca un rincón apartado y silencioso, y abandónate a un merecido tiempo de relax.

No fumes para prevenir la celulitis

No fumes ni tomes alcohol

Si, por supuesto que sabes que son cosas perjudiciales ¿Quién no? Pero, ¿Sabes cómo te afectan en tu relación con la celulitis? En el caso del cigarrillo, la nicotina que absorbemos pasa a formar parte de las toxinas en nuestro cuerpo, que a su vez entorpecen el correcto funcionamiento del sistema linfático. Por otra parte, cuando bebemos alcohol, el hígado prácticamente abandona su función desintoxicante para asimilar el alcohol ingerido, por lo que las toxinas permanecen más tiempo sin ser eliminadas.

Últimas recomendaciones

Por último, te recomendamos el uso de ropa holgada y cómoda que no dificulte el paso de la sangre por tu cuerpo, y en este sentido, también es válido evitar zapatos demasiado altos. Si trabajas sentado o de pie, no permanezcas bajo una misma posición todo el tiempo, y en casos extremos, opta por tratamientos drenantes, masajes especializados y cremas anticelulíticas, aunque si prefieres remedios naturales, no hay nada como las infusiones de Castaño de indias o el Diente de león.

0/5 (0 votos)
Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *