Envolturas corporales contra la celulitis

Ejemplo de envolturas corporales contra la celulitis

Uno de los tratamientos para enfrentar la celulitis que gana cada vez más adeptos son las envolturas corporales. A ello contribuye que no son dolorosas y muchas personas pueden permitírselas dado su bajo costo en comparación con otras alternativas.

¿Qué son las envolturas corporales?

Las envolturas corporales para la celulitis (body wrap en inglés), ya sean de algas, barro u otras plantas, no tienen un efecto probado científicamente sobre la celulitis. Lo que sucede es que de forma genérica benefician la piel al eliminar toxinas, mejorar la circulación y disminuir la retención de líquidos, lo que termina produciendo una mejoría en las áreas afectadas por la celulitis por un espacio de tiempo determinado.

A pesar de que este efecto es solo temporal, las envolturas corporales, combinadas con otros tratamientos como el ejercicio físico y una dieta balanceada, pueden ser efectivas y adecuadas para la mayoría de las personas que padecen esta patología en zonas de su piel. Por ello, y con vistas a que puedas conocerlas más a fondo, te proponemos este artículo.

Ejemplo de la eficacia de las envolturas corporales

¿En qué consisten las envolturas corporales?

El procedimiento de aplicación de las envolturas corporales para combatir la celulitis no difiere en absoluto de las destinadas a lograr otros objetivos en la piel. Más bien, su efecto anticelulítico es algo colateral o auxiliar entre los beneficios genéricos que el procedimiento reporta para la mejoría de los tejidos cutáneos y la estética de la piel.

De esta forma, la aplicación de las envolturas se inicia con el proceso de exfoliación de la piel fundamentalmente en las zonas víctimas de la celulitis, que en este caso sería la prioridad. Mayormente, el exfoliante empleado está basado en sal de mar, que deja la piel limpia para que la envoltura corporal tenga un mejor efecto.

Tras esto, en las zonas en cuestión se aplica una crema que puede integrar varios componentes naturales como algas y barro. Está demostrado que la crema logra eliminar toxinas alojados debajo de la epidermis al promover la sudoración y favorecer el flujo sanguíneo allí donde es aplicada.

Luego se envuelve integralmente todo el cuerpo, o sólo las zonas específicas con celulitis si lo decidiese el especialista, con algas y lino caliente durante 40 o 50 minutos. Ese calor irradiado por la envoltura hace que los poros se abran, dejando penetrar en la dermis la crema untada en el paso anterior y acelerando con ello la eliminación de toxinas.

Una ventaja extra del tratamiento con envolturas es que sin importar cuán estresado se esté, producto de la relajación que proporciona, el paciente puede quedarse dormido y descansar de forma reparadora durante el tiempo de la sesión, aunque ese no es el objetivo claro está.

Por último, como parte del proceso, las envolturas son retiradas y tras limpiar bien la piel se aplica una crema hidratante que la suaviza y de paso mejora la apariencia de la celulitis, o al menos disminuye su impacto visual y estético.

Foto del tratamiento contra la celulitis: envolturas corporales

Disminución de volumen

El tratamiento con envolturas corporales, ya sea con un objetivo anticelulítico o simplemente para beneficiar la piel, deshidrata bastante, por lo que no se puede obviar la recomendación de beber mucho agua tras cada sesión.

Sus beneficios son innegables pero es falsa la publicidad que afirma que hace desaparecer la celulitis de una vez y por todas. Ciertamente disminuye su volumen y visibilidad sin que el paciente experimente dolor, además de beneficiar su piel y su calidad de vida, pero estos beneficios, para hacerlos perdurar en el tiempo, deberán ser complementados con un estilo de vida que destierra la dañino acumulación de grasas en el cuerpo.

4.7/5 (3 votos)
Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *