Lipoláser para las varices: guía básica

Lipoláser para las varices: guía básica

El lipoláser es una técnica que hace que a través de la tecnología láser aumenta la temperatura de una parte del cuerpo para conseguir liberar los triglicéridos. Al liberarlos, se consigue que las células grasas se puedan derretir y por ello sean mucho más fáciles de absorber. Es decir, es una técnica que ayuda a eliminar grasa del cuerpo de una persona con bastante facilidad.

Para conseguir usar esta técnica se usa la energía lumínica emitida a través del láser especial para este tipo de intervención. Esta energía la absorben los cromóforos receptivos. El objetivo es conseguir alcanzar el nivel de daño térmico en la célula para poder sacar la grasa con mayor facilidad.

Este calor también ayuda a la coagulación de las fibras de colágeno, a la vez que ayuda a que el trauma operatorio sea mucho más pequeño. Además, también se consigue un efecto de contracción de la piel, ayudando a que la figura de la persona tratada quede bien. En ningún caso el paciente o la paciente notará signos en su piel del tratamiento recibido.

¿Cuáles son las ventajas del lipoláser?

Gracias a la nueva técnica láser que se usa para este tratamiento, se consigue una mayor destrucción de las células grasas, lo que hace que se pueda eliminar mayor cantidad de grasa en una sola sesión.

Gracias al calor emitido por el láser, la piel reacciona muy bien al tratamiento por lo que no quedarán plasmados en la misma daños a medio y largo plazo.

Como aumenta la coagulación de los microvasos, se reduce el riesgo de sufrir moratones o hematomas en la zona tratada con este tratamiento láser. Esto se traduce en una reducción de la fase de recuperación.

Permite tratar sin problemas cualquier zona del cuerpo, incluso zonas que son comprometidas para otros tratamientos y en todos los casos los resultados son muy positivos. Por ejemplo podrás tratar zonas como el cuello, la papada o la parte interna de los muslos fácilmente.

Es una técnica muy poco agresiva. Solo ataca a las células grasas que se quieren eliminar, mientras que no se daña a las células no grasosas de aquí que sea una técnica que esté dando muy buenos resultados.

¿Cómo se realiza el tratamiento de lipoláser?

El tratamiento es muy parecido en la gran mayoría de clínicas. Si quieres mira este listado de Sanihub.com con clínicas con tratamiento de lipoláser en España para que te sea más fácil encontrar la más cercana.

Antes de realizar el tratamiento, el médico tendrá que evaluar la zona a tratar para ver si el paciente es apto o no.

A continuación, se deberán realizar una serie de exploraciones complementarias. Estas exploraciones se realizan para tener la seguridad de que el paciente va a reaccionar sin problemas al láser.

Antes de realizar el tratamiento, el médico marcará bien las zonas a tratar para que durante la intervención no haya ningún tipo de duda.

A la hora de realizar el tratamiento, el paciente recibirá anestesia local y se abre un pequeño orificio de 2mm para poder meter la fibra óptica. Ahora será el momento de regular la potencia del láser y comenzar el tratamiento.

Para conseguir unos buenos resultados una vez pasado el láser, también se pasa una cánula de aspiración negativa. Esta ayuda a aspirar los lípidos sobrantes y las células grasosas que hayan quedado. Así se consiguen unos mejores resultados.

Finalmente se vuelve a enchufar el láser para contraer la piel y conseguir que los resultados sean perfectos.

Una vez acabada la intervención se pone en cada punto de entrada un punto de nylon para proteger la zona tratada. Esto dependerá de cada clínica.

A la primera semana se verán las primeras mejoras, aunque hasta el primer mes no se pueden sacar conclusiones del éxito de la intervención.

Cuidados después del tratamiento lipoláser

Tras haber pasado por el tratamiento, el equipo de la clínica estará en continuo contacto por si pudiese producir algún tipo de contratiempo. No es común, pero nunca se sabe lo que puede pasar.

Cada pocos días tendrás que ir a la clínica para que te examinen y puedan comprobar que todo ha ido bien. Este control suele ser de mínimo un año para ver la evolución.

Un experto en alimentación te dará una serie de claves a través de las cuales conseguirás tener una dieta sana que te ayude a conservar tu figura y no recuperar rápidamente la grasa que te has quitado a través del lipoláser. Dependiendo de la clínica que hayas contratado, la dieta te será impuesta por más o menos meses. Lo importante es que te lleven un buen control para evitar que puedas coger peso rápidamente.

Y recuerda, antes de comenzar a hacer ejercicio físico o deporte es importante que consultes a tu médico para que te diga si estás en condiciones de hacerlo o no.

0/5 (0 votos)
Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+