Radiofrecuencia corporal para eliminar la celulitis

Ejemplo de radiofrecuencia corporal para eliminar la celulitis

Ante la aparición de celulitis en el cuerpo, varias son las alternativas posibles para solucionar el problema, que puede preocuparte por cuestiones estéticas, aunque también su eliminación implica más que mera belleza, mejoría en la calidad de vida, en la autoestima y la salud del cuerpo en general.

Si eres de esas personas decididas, no esperes mucho y ataja el problema desde sus primeros síntomas. Cuanto menos avanzado esté, siempre será más fácil de erradicar y menos esfuerzo precisará. Sin embargo, no esperes resultados automáticos, sino a largo plazo, como recompensa para tu perseverancia.

Entre los métodos más socorridos en la actualidad, la radiofrecuencia corporal puede ser una opción realmente atractiva y eficaz. Se trata, pues, de una novedosa terapia alternativa, que es a la vez segura, sencilla y efectiva.

¿En qué consiste la radiofrecuencia corporal?

Esta terapia se basa en la generación de un campo eléctrico que produce calor en el cuerpo, al cambiar de positivo a negativo. Al calentarse la piel y trabajar sus varias capas en profundidad, se trabaja tanto para eliminar la celulitis como la flacidez corporal.

¿Qué es la celulitis?

El término científico para denominar este padecimiento es dermopatía vasculopática. Los especialistas consideran que afecta al noventa porciento de las féminas en todo el planeta. Puede presentarse desde la adolescencia, y no necesariamente en personas con sobrepeso, como se cree con bastante frecuencia.

Foto de radiofrecuencia corporal

Su aparición está asociada a la inadecuada circulación de los líquidos en el organismo y su interacción con las células adiposas, o grasas. Es precisamente en estos tejidos hacia donde se dirige la radiofrecuencia, posibilitando que se realicen de manera adecuada los intercambios metabólicos del cuerpo.

¿Qué es la flacidez?

De modo similar a la celulitis, la flacidez es resultado del envejecimiento de la piel, ya sea por causas naturales o por procesos que la aceleren. En esencia, se trata de una disfunción metabólica a nivel celular, que conduce al empobrecimiento de la piel, una vez que no se dispone suficientemente de sustancias como el colágeno y la elastina.

¿Cómo actúa la radiofrecuencia contra la celulitis?

La radiofrecuencia actúa sobre dos partes del cuerpo fundamentales: las capas más profundas de la piel y el tejido lípido que se encuentra bajo la misma. Como hemos dicho, su acción es a través del calor. De esa manera, se busca remover las toxinas que provocan el envejecimiento de la epidermis, la aparición de daños en esta, como lo son la celulitis y la flacidez.

Así, se estimula la circulación, que constituye la esencia del problema. Esta estimulación trae consigo la renovación de sustancias como el colágeno, componente encargado de revitalizar la piel y dotarla de la apariencia saludable, sana de celulitis.

Se trata de una terapia cuya duración varía de un paciente a otro, en dependencia de las necesidades de cada quien, y del área en que se localice. Los casos más simples pueden durar de 25 a 30 minutos, como en abdomen y brazos, mientras que puede prolongarse hasta 50 minutos, cuando la sesión es en otras partes del cuerpo, dígase la cara interior de los muslos o las caderas.

Foto de tratamiento de radiofrecuencia corporal

En general, es una terapia sencilla, que no demanda grandes sacrificios, sino tomar medidas mínimas, como evitar tomar el sol en las 24 a 48 horas posteriores al mismo.

No es doloroso y no se necesita aplicar anestesia.

Con respecto a la cantidad de veces que es preciso aplicar la terapia de radiofrecuencia, se recomienda de 8 a 12 veces, dejando un intervalo de al menos una semana entre una sesión y otra.

Una nota alentadora es que los resultados suelen ser visibles desde que se realiza la primera intervención. A partir de la misma, se puede constatar que se reduce el volumen de la zona que presenta celulitis. Además, en cuanto a quienes recurren a la radiofrecuencia para tratar la flacidez, se mejora la firmeza de la piel.

Esta terapia puede resultar realmente efectiva, siempre que se combine de manera adecuada con una dieta balanceada. Y si te gusta el ejercicio físico, nada mejor que mantenerte bien activa para prolongar los efectos del tratamiento y la belleza de tu piel, que será siempre lo más visible de ti.

5/5 (4 votos)
Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *