Tipos de celulitis y tratamientos

Foto de tratamiento según el tipo de celulitis

Como  un desorden del tejido graso subcutáneo que se acumula en ciertas zonas del cuerpo (abdomen, muslos, piernas, glúteos,  brazos), se denomina la celulitis o Síndrome de la piel de naranja, que resta belleza a la piel debido a la formación de nódulos y hoyuelos que alteran su textura.

Un alto porcentaje de mujeres presentan algún grado de celulitis después de la pubertad, aparece tanto en quienes sufren exceso de peso como en personas delgadas,  mientras que en los hombres es menos frecuente.

Se estima que en la aparición de la celulitis influyen factores genéticos y hormonales, y su desencadenamiento  se atribuye a una alteración microcirculatoria a nivel del tejido adiposo, donde al producirse un drenaje insuficiente, las células grasas contenidas dentro de las celdas adiposas aumentan de tamaño y tiran de las paredes fibrosas.

Diferentes tipos de celulitis

Existen diferentes tipos de celulitis y poseen como característica común que evolucionan lentamente, por lo cual se requiere de un estudio exhaustivo de cada caso, para de esa manera llevar a cabo un tratamiento integral, que combine diversas técnicas en función del tipo de problema y de su evolución.

Foto del tratamiento de la celulitis blanda

Celulitis blanda

Es blanda al tacto, se mueve al andar o al cambiar de posición, y se aumenta con la edad o al engordar, con un aspecto ondulado de la piel, más específicamente en la parte superior de piernas y brazos, algunas veces con presencia de varices o arañas vasculares, con la característica de que la falta de tonicidad muscular la agrava.

Es frecuente en mujeres de mediana edad, entre 30-40 años.

Tratamiento de la celulitis blanda

Se aconseja bajar de peso poco a poco y no descuidar ingerir proteínas de alta calidad. Resulta prioritario hacer ejercicios de resistencia para ganar tono muscular, que mejoran mucho el problema.

Por otra parte, se deben aplicar masajes para mejorar la circulación, y combinar con productos que activen el retorno venoso.

Igual se aconseja en la cara anterior de los muslos, abdomen, glúteos y brazos, los tratamientos de electroestimulación, que drenan y reafirman, y resultan muy efectivos, así como los tratamientos de radiofrecuencia, siempre y cuando haya exceso de grasa.

Resultan efectivos los tratamientos de electroescultura y de endermología, con aparatos como el Keymodule LPG o Cellu M6.

Foto del tratamiento de la celulitis dura

Celulitis dura

Se afirma que la celulitis dura resulta más frecuente en mujeres jóvenes, y aunque la piel se ve tersa, y granulada como la piel de naranja, no cambia de aspecto al caminar y aparenta estar firmemente pegada al músculo.

Este tipo suele ser una de las primeras formas de manifestación de la celulitis.

Se origina en la adolescencia y si no se elimina, permanece durante toda la vida y se puede asociar a los otros tipos de celulitis, pudiéndose presentar los tres a la vez.

Tratamiento de la celulitis dura

Como tiene un buen pronóstico de poder enfrentarla y hacerla desaparecer, cuanto antes debe optarse por una cosmética intensiva aplicada dos veces al día, y luego un trabajo de mantenimiento durante todo el año.

Aparece en la cara externa de los muslos (típicas cartucheras) y en la cara interna de las rodillas. La piel parece compacta, y puede doler al presionarla, resultará difícil cogerle un pellizco, y puede doler al presionarla.

Se indica la mesoterapia como muy positiva para enfrentar la celulitis dura, así como los tratamientos de instituto que “despeguen” la piel, como la Endermología o LPG. siempre y cuando no haya flacidez.

Foto del tratamiento de la celulitis edematosa

Celulitis edematosa

La celulitis edematosa representa el tipo menos frecuente, pero también más difícil de eliminar, ya que está asociada a un problema de mala circulación agravado por una importante retención de líquidos.

Se localiza regularmente  en las piernas, las cuales pierden su forma para volverse más rectas y presentar una consistencia de piel pastosa, e incluso dolorosa, tanto al tacto o al pasar mucho tiempo sentada. Pero la zona más dañada es la parte inferior de las piernas, que pueden adquirir el aspecto de columna.

Está muy relacionada con la retención de líquidos y problemas circulatorios, por lo que lo más importante es tratar estos dos aspectos, pues además a menudo se presentan varices en mayor o menor grado, y el inicio de su aparición puede ser entre los 20 y 30 años de edad.

Tratamiento de la celulitis edematosa

Obviamente, resulta imprescindible mejorar la circulación y el retorno venoso, por lo cual es conveniente el ejercicio suave que no implique impacto, como el que realizamos al utilizar la bicicleta, andar o nadar.

También se recomienda el uso de medias de compresión, tomar duchas alternas de agua fría y caliente y complementos venotónicos como el ruscus o el castaño de Indias, que refuerzan las paredes venosas

Por todos los medios habrá que evitar lo que produzca retención de líquidos, como comidas preparadas, ricas en sal y bebidas con gas.

Será saludable beber infusiones de productos drenantes como la cola de caballo o el té verde. Igual son convenientes los complementos venotónicos, como el ginseng, el ruscus o el castaño de Indias.

También se aconsejan los masajes de drenaje linfático y todo aquello que contribuya a deshinchar, así como la presoterapia y lo que favorezca el drenaje y circulación.

4.7/5 (9 votos)
Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *